13 ago. 2017

Entonces no había IDE


Este es uno de los doce magníficos tapices conmemorativos de la expedición de Carlos V a Túnez en 1535. Dibujados por los flamencos Jan Cornelisz Vermeyen y Pieter Coecke van Aelst, se tejieron entre 1548 y 1554 en los talleres de Bruselas de Wilhelm Pannemaker por encargo del propio Emperador. Debido a su desgaste, casi dos siglos después se mandó hacer una copia en los telares de las reales fábricas de Sevilla -instalados en el edificio de la Casa Lonja- y de Madrid entre 1730 y 1744 aproximadamente por Jacobo Vandergoten el Joven, colección que hoy cuelga en el Real Alcázar de Sevilla

Este inusual tapiz, conocido como «el mapa» tomó como modelo los portulanos de la época y presenta la formación de la armada imperial. Vermeyen justifica en una cartela su peculiar orientación al Sur en aras de facilitar al espectador la comprensión de los tapices siguientes, con escenas vistas hacia el mediodía. 

Entonces no había todavía Infraestructuras de Datos Espaciales, así que un tapiz era uno de los mejores métodos para difundir y dar a conocer la descripción geográfica de una región del globo.

(Visto en el blog del IECA).

Publicado por el editor.

No hay comentarios: